Medio Oriente
Informacion General

Biblos

Tripoli

Tiro

Bcharre

Baalbek

Zahle

Beiteddine

Imagenes de Libano

Información General de Libano

Informacion de Libano

Antaño considerado el París de Oriente, Líbano desapareció del mapa turístico al estallar la guerra civil en 1975. En la actualidad, y paulatinamente, se está consolidando la opinión de que no sólo es factible viajar a Líbano sino que, además, puede hacerse sin mayores complicaciones. Líbano posee numerosos alicientes dentro de sus humildes fronteras: ciudades antiguas, vestigios del Imperio Romano, lujosos centros de esquí, magníficos parajes y muestras de arquitectura islámica. Posee igualmente una cultura compleja, y es tal su diversidad social y religiosa que, según los partidarios de la homogeneidad cultural de otras naciones, resultaría imposible evitar la inestabilidad social. Lamentablemente, en este caso, Líbano les ha dado la razón.
Las montañas y los desfiladeros de Líbano ofrecen oportunidades fantásticas para el senderismo. Como, en general, las distancias son relativamente cortas, el viajero que lo desee no encontrará problema alguno para toparse con una población donde pernoctar. En Líbano, existen seis estaciones de esquí importantes, con pistas de distintos niveles de dificultad. En todas se facilita el alquiler del equipo a un precio razonable. En la costa libanesa escasean las playas de arena; por lo general, quienes desean nadar deben lanzarse al agua desde las rocas o plataformas construidas en los muelles. Las playas más preciadas se sitúan en la parte meridional del país, al sur de Tiro; también son aceptables las que se hallan en las proximidades de Biblos y en Chekka, junto a Trípoli. Las zonas para remojarse entre las rocas suelen resultar las más adecuadas para practicar el buceo con tubo; también son muy populares el esquí acuático, el windsurf y la navegación a vela. Beirut
Conocida otrora como el París de Oriente, Beirut recibió un fuerte castigo durante los 16 años de guerra en Líbano. La urbe no se ha recuperado aún ni de los bombardeos, ni de la llegada masiva de refugiados; de ahí que muchos recién llegados se queden boquiabiertos ante la destrucción, la reconstrucción, el apiñamiento y el caos existentes. Situada en el mismo centro de la costa libanesa mediterránea, Beirut refleja todo tipo de contrastes: edificaciones de exquisita arquitectura conviven con grotescas masas de cemento; casas tradicionales rodeadas de jardines perfumados de jazmín sobreviven, empequeñecidas, a la sombra de modernos edificios; viejos y sinuosos callejones nacen de anchas avenidas; y ostentosos automóviles modernos compiten en la calle con carros de vendedores. Aunque no quede mucho por ver, persiste su carácter vibrante y su encanto.
En el barrio de Hamra, en el noroeste de la urbe, se hallan bancos, hoteles, cafeterías y la oficina de correos; esta zona se presta a ver escaparates y empaparse del ambiente de la ciudad. Al norte de Hamra, la Universidad Americana de Beirut cuenta con un museo de arqueología, aunque no tan espectacular como el Museo Nacional, reinaugurado en 1999 tras un período de reconstrucción. Su colección de estatuillas fenicias resulta particularmente interesante. En el este de Beirut, una espléndida villa del siglo XIX, de estilo italiano, alberga al elegante Museo Sursock, que ofrece exposiciones de platería turca, iconos y arte contemporáneo libanés, y que cuenta además con una pequeña pero atractiva biblioteca.
Una visita al Distrito Central de Beirut (conocido como Downtown) permitirá al viajero hacerse una idea aproximada de lo que esta población sufrió durante la guerra. Partes de esta zona se están restaurando, otras han sido derribadas con bulldozers o convertidas en un paisaje apocalíptico de proyectiles estallados. La plaza de los Mártires, el centro del distrito, se ha demolido en su práctica totalidad (únicamente permanece en pie la conmovedora estatua de los Mártires); un enorme cartel muestra el proyecto que se pretende realizar en este lugar. La mezquita Omari, también denominada la Gran Mezquita, es uno de los escasos edificios históricos que se conservan: originalmente construida como iglesia de los cruzados en la época bizantina, fue convertida en mezquita en 1291.
La gruta de las Palomas constituye la atracción natural más famosa de la capital. Estos arcos de roca que surgen del mar se convierten en un hermoso complemento de los acantilados de la costa de Beirut, y los habitantes de la urbe suelen reunirse en ese enclave para admirar la puesta de sol y alejarse del ruidoso tránsito. También resulta delicioso pasear por el Corniche, el sendero que bordea la costa, y respirar el aire marino, tomarse un café servido en la parte trasera de una furgoneta o probar algún alimento expuesto en los carritos de los vendedores ambulantes.

VISADOS
Los viajeros de cualquier nacionalidad precisarán visado para entrar en Líbano. A los oriundos de Estados Unidos, España, Argentina, Costa Rica, Chile, México, Panamá, Perú y Venezuela se les facilita un visado a su llegada de tres meses de duración. Se niega la entrada a aquellos que cuenten con visado para Israel, haya sido o no utilizado, e incluso si está caducado, o a quienes posean en su pasaporte cualquier sello de este país.

HORA LOCAL
GMT+2; GMT+3, en verano

ELECTRICIDAD
220 V, 50 Hz

PESOS Y MEDIDAS
sistema métrico

Comparado con otros países del Mediterráneo y de Oriente Próximo, Líbano resulta un país bastante caro, y con especial incidencia en el alojamiento. Aun así, el viajero que controle sus gastos y dedique un esfuerzo para encontrar un hospedaje económico y alimentos en puestos callejeros podrá subsistir con unos 25-30 dólares al día. Si se dispone de mayor presupuesto, el gasto diario puede oscilar entre 50 y 80 dólares, teniendo en cuenta el elevado coste de los hoteles. Si bien los precios de las habitaciones disminuyen más allá de la capital, el de la comida se mantiene en un escala  similar: quien se conforme con falafel y shawarma gastará escasos dólares diarios en alimentarse. El transporte público, incluyendo los autobuses de largo recorrido, habitualmente no sobrepasa los 5 dólares.
La mayoría de entidades bancarias canjean tan sólo dólares y libras esterlinas, en efectivo o cheques de viaje. Los cambistas, que abundan por todo Líbano, aceptan prácticamente cualquier divisa y ofrecen cambios más favorables que los propuestos por los bancos. Es aconsejable que el viajero verifique en la prensa la cotización del día y busque las mejores ofertas. Las tarjetas de crédito internacionales son aceptadas en los grandes establecimientos y, cada vez con mayor frecuencia, en restaurantes y otros comercios.
En general, se espera propina a cambio de cualquier servicio. Una de las consecuencias de la devaluación de la moneda libanesa ha afectado a los sueldos, y las gratificaciones se han convertido en un suplemento esencial para redondear los ingresos. La mayoría de restaurantes y locales nocturnos incluyen un recargo del 16% sobre la cuenta, pero se suele añadir entre el 5 y el 10% en concepto de propina. A excepción de algunos precios establecidos, en Líbano es posible regatear sobre cualquier producto, desde una dejada de taxi hasta las tarifas de un hotel. La mayoría de los complejos hoteleros ofrecerán descuento a los viajeros que permanezcan más de tres días.
Para los amantes del sol, el verano, entre junio y mediados de septiembre, supone la estación ideal para visitar Líbano. En ese período, el tiempo suele permanecer cálido y seco, a excepción de la llanura litoral, donde impera la humedad. Sorprendentemente, Líbano se está convirtiendo en un destino cada vez más popular para los aficionados a los deportes de invierno (cuenta con varias estaciones de esquí). La temporada para practicar este deporte abarca desde diciembre a mayo. Durante este último mes, el clima en la costa ha alcanzado cotas de calidez suficientes como para darse un chapuzón, y los campos ya han florecido. Con suerte, se puede aprovechar esta época para esquiar, broncearse en la playa y hasta disfrutar de flores recién cortadas en la habitación del hotel. El otoño también ofrece hermosos paisajes: en octubre ya ha remitido el sofoco estival y resulta un momento adecuado para visitar la nación.
La mayoría de las fiestas nacionales son religiosas y, con la gran variedad de grupos religiosos que cohabitan dentro de las mismas fronteras, siempre surge alguna ocasión para celebrar. Las principales festividades islámicas siguen el calendario lunar de la hégira, que cuenta con once días menos que el occidental, por lo que los días festivos se adelantan once días anualmente. Entre los acontecimientos más relevantes, destacan el Ras as-Sana (Día de Año Nuevo), el Achoura, Día de Duelo Público que guardan los musulmanes chiítas y que conmemora el asesinato del nieto de Mahoma; y el Radamán, un mes en el que los creyentes ayunan desde el amanecer hasta el anochecer. Esta celebración finaliza con la gran fiesta Eid al-Fitr. El día del santo patrón de los maronitas, Mar Maroun, se festeja el 9 de febrero, y las celebraciones cristianas de la Semana Santa se desarrolla por duplicado: la primera, de acuerdo al calendario gregoriano, y la segunda, según el calendario de las iglesias cristianas orientales. Entre los días festivos laicos se incluye el Día de la Independencia (22 de noviembre) y el Día de Qana (18 de abril), que recuerda la matanza acaecida en Qana en 1996, cuando 107 civiles libaneses murieron tras el bombardeo israelí a un campamento de la ONU. Una nota más alegre queda en manos del internacionalmente conocido Festival de Arte de Baalbek, en julio.

 

Imagen de Footer Introducion | Turquia | Geografia de Turquia | Historia de Turquia | Costumbres de Turquia | Comidas Tipicas de Turquia | Imagenes de Turquia | Grecia | Geografia de Grecia | Historia de Grecia | Comidas Tipicas de Grecia | Destinos Turisticos de Grecia | Donde Comprar en Grecia | Vocabulario Griego | Imagenes de Grecia | Egipto | Historia de Egipto | Geografia de Egipto | Destinos Turisticos de Egipto | Imagenes de Egipto | Israel | Jerusalem | Tel Aviv | Mar Muerto | Galilea | Belen | Nabulus | Ramla | Acre | Valle Hula | Imagenes de Israel | Jordania | Amman | Jerash | Petra | Madaba | Umm Al-Jimal | Los Castillos del Desierto | Qasr Al-Hallabat | Wadi Rum | Imagenes de Jordania | Libano | Biblos | Tripoli | Tiro | Bcharre | Baalbek | Zahle | Beiteddine | Imagenes de Libano | Links a Sitios Relacionados | Mapa de Sitio | Contacto

Informe sobre Medio Oriente - Año 2008 - Buenos Aires, Argentina. | Posicionamiento Web by Sextageneracion